martes, 13 de enero de 2015

Midiendo el duende

Hace unos días recibí un wassap de un buen amigo del que hacía tiempo que no tenía noticias. Me enviaba el enlace a una curiosa noticia “Científicos descubren como medir el duende”

El titular me llamó la atención, pero como mi móvil va a velocidad de palazos de carbón, decidí postergar la lectura hasta llegar a casa. Por mi mente no podía pasar otra cosa que la imagen de un diminuto ser de orejas puntiagudas al que se le aplicaba una vara reglada a fin de determinar su escueta altitud. ¿No es eso medir el duende?

Cual fue mi sorpresa al encontrarme con la descombacante noticia que a día de hoy ya todos habréis leído, por la que se da a conocer un estudio científico de un equipo investigador de la Universidad de Granada que asegura poder medir el duende del flamenco, y que éste se mide porque a los que tienen duende se les enfría el culo y la nariz y se les calientan los antebrazos cuando bailan.

Me indigné. ¡Me indigné mucho! Porque si alguien ha sido capaz de sintetizar la esencia del flamenco científicamente esa fui yo con mi Flamencotil, pero mi genial descubrimiento parece que pasó inadvertido para la ciencia y la humanidad. ¡Ay!...

No seré yo, ¡pobre de mi!, la que desmonte dicho estudio, aunque debo decir que me merecería algo más de respeto si en vez de haber escogido a diez bailaoras de último curso de un conservatorio, hubieran cogido también a alguna vieja gitana de Jerez o Triana. El duende, al menos por lo que yo he podido observar en estos años de andadura flamenca, no entiende de titulaciones superiores; a veces, más bien al contrario.

En fin… Lo que más me ha “enritao” como diría mi abuela, es que es la semana en la que más he escuchado hablar de flamenco en muchos medios de este país desde que tengo memoria flamenca, y lo han hecho sólo para dar cobertura a este estudio de dudoso valor para nosotros, los flamencos. Con todo lo que se podría decir de nuestro arte, y parece que lo único que interesa es descubrir el “secreto”, envasarlo y empezar a comercializarlo si se puede.

A mí me vais a permitir que siempre que escuche las palabras “medir” y “duende” en la misma frase, piense sólo y únicamente en ese ser fantástico de los bosques y una regla Pelikan. Para el otro duende, el que no se puede medir… a los que de verdad les interese saber qué es, de qué está hecho, donde encontrarlo… 

¡quizás podrían probar a ir de una puñetera vez a ver flamenco!

O que se tomen un Flamencotil... :-)


martes, 30 de diciembre de 2014

Año Nuevo, retos nuevos: Kaliú Flamenco

Ya está en marcha KALIÚ FLAMENCO !!!
Tenéis un botón de enlace en la columna derecha del blog
Y también estáis invitados a seguirnos en Facebook y Twitter!!

¡Un nuevo y largo camino que me llena de energía e ilusión!

Los que me conocéis sabéis que soy un alma inquieta (por no usar otra expresión menos poética).
Llevo ya unos cuantos años en el mundo del flamenco, y otros tantos casi tecleando mis vivencias flamencas, pero también las de otros, en este blog. Al cabo de la semana, son muchas las horas que dedico a estar sentada frente a la pantalla leyendo y siguiendo la prensa especializada, viendo flamenco... ¿Por qué no aprovechar ese tiempo invertido?

Así que hace tiempo que rondaba mi mente verter esa experiencia en un nuevo "recipiente". Mi blog fue, es y será mi casa y vuestra casa, donde podremos seguir estando en zapatillas y pijama y contarnos lo que sentimos con esta locura que no tiene cura que se llama flamenco...

...Pero hay otras personas y empresas que me conocen menos a las que quiero recibir en traje de chaqueta y peinada (ya me entendéis). Y para ese nuevo camino, he decidido crear KALIÚ FLAMENCO.

Para mis lectores de siempre, CONFIRMO que no abandono este blog. No hay tarjeta de visita, currículum o radiografía de cuerpo entero que represente mejor lo que soy y lo que siento, que este blog.

Entonces, ¿qué es Kaliú Flamenco? No lo sé bien. A dia de hoy, empieza como una revista online donde poder ofrecer información sobre la actualidad flamenca, entrevistas, artículos. La Barcelona y la Cataluña flamenca que conozco y que tanto estimo serán protagonistas indiscutibles.

Y en un futuro, y según me lo permita el tiempo, impulsaremos a nuestros artistas locales, tenderemos puentes con otras regiones, paises y continentes.

¿Veis? Menos de veinte líneas y yo ya estoy "viajando" a otros continentes. ¡No lo puedo evitar! Pero, ¿sabéis?, no voy a dejar de soñar nunca, porque como tantas veces el flamenco me ha demostrado...


domingo, 21 de diciembre de 2014

Olé Story. Un cuento de Navidad... Flamenca

 La pelea estaba servida. La llegada de las Hermanas Castaño, las famosas gemelas castañuelas a lo alto del armario donde los padres de la pequeña Carmen guardaban sus regalos de Navidad no hizo más que avivar el alboroto.
Lady Flecos, el bonito mantón flamenco de seda roja resoplaba haciendo que sus flecos aleteasen, cosquilleando a Don y Doña Tacón, que no pudieron evitar zapatear por las cosquillas.
-¡Estese quieta señorita Flecos!- refunfuñó Don Tacón.
-Ejem, disculpe: “Lady” Flecos, si no le importa. Soy de seda importada- dijo con retintín.
Las Hermanas Castaño repiquetearon de la risa. La Flecos les pareció de lo más cursi.
-¡Uy! Parece que tenemos nuevas candidatas a regalo preferido- dijo Lunares, la gran bata de cola agitando sus volantes hacia las recién llegadas
-¡Cuidado Lunares, te estás desbordando por los lados del armario y Carmen te verá!- le advirtió Doña Tacón.
 Estaban todos muy excitados. Quedaban pocos días para Navidad y todos querían ser el regalo preferido de Carmen y no hacían más que discutir quién sería el elegido. 
-Con mis bonitos flecos, la suavidad de mi seda y mi rojo intenso, no hay duda, que yo seré su regalo preferido- dijo Lady Flecos con un tono de superioridad casi insufrible.
-¡Ja, ja, ja! Sin nosotros no hay zapateado, no hay baile- dijeron Don y Doña Tacón a la vez-. No hay flamenco sin zapatos. ¿Cómo no nos va a preferir a nosotros?
-Pero vosotros no sois los primeros zapatos que tiene- saltó Lunares-. Sois su segundo par. Yo, en cambio, soy su primera bata de cola.¡Ja!
Las Hermanas Castaño replicaban en castañuelo:
-¡Tarriá, riapitá, tapitapitá! – y será mejor no traducir lo que decían….
La discusión en lo alto del armario no tenía fin. Los unos zapeataban, la otra agitaba sus volantes, aquéllas repiqueteaban, la otra meneaba sus flecos… ¡Vaya jaleo, jaleo!
Por fin, llegó el momento esperado por todos. La Noche de Reyes, cada uno envuelto en distintos papeles y cajas de regalo, dispuestos bajo el árbol de navidad. En la oscuridad de sus envoltorios podían escuchar los pasos de Carmen acercándose hacia ellos. ¿A quién abrirá primero? ¿Cuál le gustará más? Se preguntaban en silencio.
Y de repente… ¡ras! ¡ras! ¡ras! ¡oh! ¡ras! ¡oh! ¡oh! ¡que bonito! ¡Oh! ¡Me encanta! ¡rasss!
Carmen abrió todos los paquetes a la vez, no había terminado con uno que ya estaba abriendo otro, y volvía al anterior, y seguía con otro, así lo hizo con todos. En pocos minutos ya estaban todos dispuestos sobre la mesa, y Carmen parecía dudar. Todos daban por hecho que la pequeña les escogería, pero lo que sucedió fue mucho mejor. Porque Carmen  se vistió con Lunares, calzó a Don y a Doña Tacón, se cruzó a Lady Flecos sobre el pecho y se ató en los dedos a las Hermanas Castaño. 
-¡Papá, ponme la música!- gritó la niña.
Y papá puso flamenco en la radio para que Carmen pudiera estrenar todos sus regalos, todos eran favoritos, porque a fin de cuentas el regalo favorito de Carmen era ser flamenca.   
Y así fue como Don y Doña Tacón, Lady Flecos, las Hermanas Castaño y Lunares vivieron todos juntos felices… y a compás.
¡FELICES FIESTAS Y PRÓSPERO AÑO NUEVO A TODOS!
MERRY CHRISTMAS AND A HAPPY NEW YEAR!

Sonia

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Para mí el flamenco es...

O una pseudo-reseña de mi paso por la XII edición del Ciclo Flamenco en el Besòs, (In)fusión Flamenca

Toca hacer balance de cuatro semanas de Infusión Flamenca donde he tenido el inmenso placer de participar con dos de las piedras angulares de mi proyecto flamenco: mi marca de Moda Flamenca Sonia Salmerón y mi programa de divulgación/voluntariado flamenco "Flamenco y Mujer".
E inicialmente, mi idea era hacer esta reseña centrándome en ambos aspectos. Pero, ya se sabe, la realidad avanza a su propio compás, y esa realidad engulló mis iniciales planes.

Pero hay algo que permanece intacto respecto a mi idea original: serán mujeres las que protagonizarán esta entrada. Por un lado, las mujeres que me acompañaron el pasado jueves 20 de noviembre en mi charla “Flamenco y Mujer” y que dejaron escritas frases de lo que para ellas significaba el flamenco.
Pero antes, enlazando con ello, quiero destacar a las dos mujeres que me han “sacudido” los cimientos flamencos en estos días. Laia y La Chana.

Por un lado, la sencillez y la candidez de la pequeña Laia, que con 11 añitos apenas necesitó siete palabras para decirme lo que para ella era el flamenco:

EL FLAMENCO PARA MI ES MI MAMA

(foto del papel original escrito por la pequeña Laia)

Leer eso, después de haber necesitado yo una hora para intentar definir el flamenco, fue cuanto menos, una colleja simpática. “¡Joé con la niña! ¿Y porqué se me humedecen ahora los ojos mientras lo leo?” pensé … Ay… Pues porque conozco a esa madre, conozco a esa fuente de inspiración para esa pequeña Laia, y sé que no se equivoca. Belén es el flamenco. Belén es el MITO de la pequeña Laia.

Y  hablando de mitos… La Chana. ¡Ay! Dudé mucho sobre escribir sobre ella o no. Pero creo que lo que yo pueda contar aquí importará a muy pocos, y si le importa a alguien de más, quizás sea una reflexión que nos ayude a todos a ser menos viscerales. Al flamenco le iría mucho mejor, y lo digo sin tapujos.
Insisto que no quería mencionarlo, pero pensándolo fríamente dias después de los hechos, creo que es de justicia para con la decena de personas que asistimos a la charla “La Chana: la recuperación de un mito”. Sea dicho, que el tiempo no acompañaba, y había muchas actuaciones en la ciudad a la misma hora, lo que seguro que dispersó al público flamenco. Éramos pocos, pero estábamos entregados porque la dirección del festival había conseguido animar a La Chana a asistir a la conferencia, todo y que no estaba previsto inicialmente. Y la artista, el mito, estuvo allí, pero al ver el poco concurrido salón de actos, decidió marcharse y darnos plantón. “Dancing with closed eyes”, el título del documental, se me antojó un título muy apropiado entonces.

Beatriz del Pozo, impulsora del proyecto que verá la luz en forma de documental en 2015, hizo lo posible por llenar un tiempo y un espacio que la verdad, todos los asistentes creo que esperábamos que hubiera sido llenado en parte por La Chana. Aunque simplemente hubiera estado sentada y en silencio, y en algún momento hubiera alzado sus poderosos brazos al aire y dibujado la silueta de un pájaro con sus manos, como le vimos hacer en el video de su última y más reciente actuación que se nos mostró.
Eso hubiera sido más que suficiente para mí. Y seguro que para todos.


Como le confesé a Beatriz (a la que felicito por su trabajo y animo a seguir luchando) al final de la charla y a las productoras del proyecto, también presentes, yo no conocía a La Chana hace algunos meses. No me avergüenza reconocerlo porque sé que mucha gente no la conoce tampoco. Es verdad que es una bailaora que lo ha tenido difícil en la vida. Y por eso aplaudo y apoyaré el proyecto, como ya hice con mi presencia en la noche de autos, y lo seguiré haciendo en la medida de mis posibilidades. 
Por lo pronto, aquí dejo un enlace a uno de los escasos videos de la bailaora que se pueden encontrar en las redes. No me leen miles de personas, pero me leen algunas cuantas decenas; me leen desde Asia, desde América del Sur, del Centro y del Norte, de todo Europa, Australia… y para mí es un placer presentarles a La Chana a los que no la conocen todavía.


Y que conste, que todo esto que cuento para mí no resta valor, mérito ni calidad, a la trayectoria de La Chana, ni merma su inmenso talento, la fuerza casi sobrenatural de su zapateado o lo preciado de su legado en forma de una cantera de bailaores catalanes y en la forma de su propia figura, por supuesto. Sólo que a veces conseguimos mucho más con los pequeños gestos que con las grandes hazañas. Y yo hubiera disfrutado mucho escuchándola, acercándome a ella, respirándola

Escribo esto desde la admiración y el respeto a esta artista recién descubierta para mí, y a sabiendas que puede que se me critique por lo que he explicado. Pero los que me conocéis sabéis que ante todo AMO el flamenco, y que igual que lo alabo y lo endulzo y me pongo muy cansina con sus bondades, no puedo tampoco dejar de criticar lo que creo que no se hace bien. Porque quiero ayudar a mejorarlo.

Y porque al final veréis que todo está enlazado, y que soy mujer de finales felices, para terminar esta pseudo-reseña quiero traer a este lugar y momento las frases de algunas de las asistentes a mi “Flamenco y Mujer”, que tampoco fueron muchísimas, pero para mí como si hubieran sido centenares. Y A LAS QUE APROVECHO PARA AGRADECER MUCHO SU PRESENCIA!!!!
Ahí va:

"Me encanta la expectación que tengo cada vez que voy a un espectáculo flamenco, porque espero con ansia encontrar una velada con duende (yo sí creo en el duende)"
"El flamenco es: Pasión revolucionaria"
"En mi familia, a nadie le ha gustado el flamenco, pero mi padre adoraba a Lorca... ¿quizás?" Neus
"Alma. Vibración. Conexión. Emoción" Sara
"Ese algo que me despega del suelo, me hace volar y olvidarme de todo" Nelia
"¡Flamenco! Mi vida, mi cura y mi locura" Belén
"El flamenco es una forma de sentir"
"Es carácter, fuerza y personalidad" Sara
"Fuerza, sentío" Cris

¿Sabéis? Para mi el flamenco son muchas cosas. Y después de haber podido conocer un poco más a La Chana (espero seguir conociéndola), y a pesar de este pequeño desencuentro, me permito el lujo de plagiar las palabras de la pequeña Laia y concluir con un:

PARA MI EL FLAMENCO ES LA CHANA

Algunas fotos de mi paso por el Festival (In)Fusió Flamenca (porque aunque no lo parezca este artículo pretendía ser una reseña de lo que para mí ha significado participar en este festival...)

 Fotos: Expositor de Moda Flamenca Sonia Salmerón. A la izquierda mi Petronila (maniquí al que adoro!!); a la derecha, con Àlex Serra, director de la (In)Fusió Flamenca y del CC Besòs. 
GRÀCIES PER LA TEVA CONFIANÇA I SUPORT ALEX!!!!


Fotos de mi charla "Flamenco y Mujer" celebrada en el marco del Festival.

Las fotos de La Chana proceden del perfil facebook "Dancing with closed eyes" dedicado a la promoción del documental sobre la artista.