miércoles, 3 de diciembre de 2014

Para mí el flamenco es...

O una pseudo-reseña de mi paso por la XII edición del Ciclo Flamenco en el Besòs, (In)fusión Flamenca

Toca hacer balance de cuatro semanas de Infusión Flamenca donde he tenido el inmenso placer de participar con dos de las piedras angulares de mi proyecto flamenco: mi marca de Moda Flamenca Sonia Salmerón y mi programa de divulgación/voluntariado flamenco "Flamenco y Mujer".
E inicialmente, mi idea era hacer esta reseña centrándome en ambos aspectos. Pero, ya se sabe, la realidad avanza a su propio compás, y esa realidad engulló mis iniciales planes.

Pero hay algo que permanece intacto respecto a mi idea original: serán mujeres las que protagonizarán esta entrada. Por un lado, las mujeres que me acompañaron el pasado jueves 20 de noviembre en mi charla “Flamenco y Mujer” y que dejaron escritas frases de lo que para ellas significaba el flamenco.
Pero antes, enlazando con ello, quiero destacar a las dos mujeres que me han “sacudido” los cimientos flamencos en estos días. Laia y La Chana.

Por un lado, la sencillez y la candidez de la pequeña Laia, que con 11 añitos apenas necesitó siete palabras para decirme lo que para ella era el flamenco:

EL FLAMENCO PARA MI ES MI MAMA

(foto del papel original escrito por la pequeña Laia)

Leer eso, después de haber necesitado yo una hora para intentar definir el flamenco, fue cuanto menos, una colleja simpática. “¡Joé con la niña! ¿Y porqué se me humedecen ahora los ojos mientras lo leo?” pensé … Ay… Pues porque conozco a esa madre, conozco a esa fuente de inspiración para esa pequeña Laia, y sé que no se equivoca. Belén es el flamenco. Belén es el MITO de la pequeña Laia.

Y  hablando de mitos… La Chana. ¡Ay! Dudé mucho sobre escribir sobre ella o no. Pero creo que lo que yo pueda contar aquí importará a muy pocos, y si le importa a alguien de más, quizás sea una reflexión que nos ayude a todos a ser menos viscerales. Al flamenco le iría mucho mejor, y lo digo sin tapujos.
Insisto que no quería mencionarlo, pero pensándolo fríamente dias después de los hechos, creo que es de justicia para con la decena de personas que asistimos a la charla “La Chana: la recuperación de un mito”. Sea dicho, que el tiempo no acompañaba, y había muchas actuaciones en la ciudad a la misma hora, lo que seguro que dispersó al público flamenco. Éramos pocos, pero estábamos entregados porque la dirección del festival había conseguido animar a La Chana a asistir a la conferencia, todo y que no estaba previsto inicialmente. Y la artista, el mito, estuvo allí, pero al ver el poco concurrido salón de actos, decidió marcharse y darnos plantón. “Dancing with closed eyes”, el título del documental, se me antojó un título muy apropiado entonces.

Beatriz del Pozo, impulsora del proyecto que verá la luz en forma de documental en 2015, hizo lo posible por llenar un tiempo y un espacio que la verdad, todos los asistentes creo que esperábamos que hubiera sido llenado en parte por La Chana. Aunque simplemente hubiera estado sentada y en silencio, y en algún momento hubiera alzado sus poderosos brazos al aire y dibujado la silueta de un pájaro con sus manos, como le vimos hacer en el video de su última y más reciente actuación que se nos mostró.
Eso hubiera sido más que suficiente para mí. Y seguro que para todos.


Como le confesé a Beatriz (a la que felicito por su trabajo y animo a seguir luchando) al final de la charla y a las productoras del proyecto, también presentes, yo no conocía a La Chana hace algunos meses. No me avergüenza reconocerlo porque sé que mucha gente no la conoce tampoco. Es verdad que es una bailaora que lo ha tenido difícil en la vida. Y por eso aplaudo y apoyaré el proyecto, como ya hice con mi presencia en la noche de autos, y lo seguiré haciendo en la medida de mis posibilidades. 
Por lo pronto, aquí dejo un enlace a uno de los escasos videos de la bailaora que se pueden encontrar en las redes. No me leen miles de personas, pero me leen algunas cuantas decenas; me leen desde Asia, desde América del Sur, del Centro y del Norte, de todo Europa, Australia… y para mí es un placer presentarles a La Chana a los que no la conocen todavía.


Y que conste, que todo esto que cuento para mí no resta valor, mérito ni calidad, a la trayectoria de La Chana, ni merma su inmenso talento, la fuerza casi sobrenatural de su zapateado o lo preciado de su legado en forma de una cantera de bailaores catalanes y en la forma de su propia figura, por supuesto. Sólo que a veces conseguimos mucho más con los pequeños gestos que con las grandes hazañas. Y yo hubiera disfrutado mucho escuchándola, acercándome a ella, respirándola

Escribo esto desde la admiración y el respeto a esta artista recién descubierta para mí, y a sabiendas que puede que se me critique por lo que he explicado. Pero los que me conocéis sabéis que ante todo AMO el flamenco, y que igual que lo alabo y lo endulzo y me pongo muy cansina con sus bondades, no puedo tampoco dejar de criticar lo que creo que no se hace bien. Porque quiero ayudar a mejorarlo.

Y porque al final veréis que todo está enlazado, y que soy mujer de finales felices, para terminar esta pseudo-reseña quiero traer a este lugar y momento las frases de algunas de las asistentes a mi “Flamenco y Mujer”, que tampoco fueron muchísimas, pero para mí como si hubieran sido centenares. Y A LAS QUE APROVECHO PARA AGRADECER MUCHO SU PRESENCIA!!!!
Ahí va:

"Me encanta la expectación que tengo cada vez que voy a un espectáculo flamenco, porque espero con ansia encontrar una velada con duende (yo sí creo en el duende)"
"El flamenco es: Pasión revolucionaria"
"En mi familia, a nadie le ha gustado el flamenco, pero mi padre adoraba a Lorca... ¿quizás?" Neus
"Alma. Vibración. Conexión. Emoción" Sara
"Ese algo que me despega del suelo, me hace volar y olvidarme de todo" Nelia
"¡Flamenco! Mi vida, mi cura y mi locura" Belén
"El flamenco es una forma de sentir"
"Es carácter, fuerza y personalidad" Sara
"Fuerza, sentío" Cris

¿Sabéis? Para mi el flamenco son muchas cosas. Y después de haber podido conocer un poco más a La Chana (espero seguir conociéndola), y a pesar de este pequeño desencuentro, me permito el lujo de plagiar las palabras de la pequeña Laia y concluir con un:

PARA MI EL FLAMENCO ES LA CHANA

Algunas fotos de mi paso por el Festival (In)Fusió Flamenca (porque aunque no lo parezca este artículo pretendía ser una reseña de lo que para mí ha significado participar en este festival...)

 Fotos: Expositor de Moda Flamenca Sonia Salmerón. A la izquierda mi Petronila (maniquí al que adoro!!); a la derecha, con Àlex Serra, director de la (In)Fusió Flamenca y del CC Besòs. 
GRÀCIES PER LA TEVA CONFIANÇA I SUPORT ALEX!!!!


Fotos de mi charla "Flamenco y Mujer" celebrada en el marco del Festival.

Las fotos de La Chana proceden del perfil facebook "Dancing with closed eyes" dedicado a la promoción del documental sobre la artista.

sábado, 8 de noviembre de 2014

Sonia Salmerón marca colaboradora en la XII Infusión Flamenca de Barcelona

Es un inmenso placer participar en la XII edición del Cicle Flamenc al Besòs - Infusió Flamenca, un festival flamenco de proximidad y pequeños formatos en el Centro Cívico del Besòs.

En la presente edición, tal y como publicó El Periódico, aspira a atraer a más de mil personas con su diversa oferta de espectáculos, talleres, exposiciones y charlas. Los precios de las actividades son realmente asequibles y muchas de ellas, de hecho, son gratuitas. En la página web del festival tenéis el calendario completo con toda la programación (del 7 al 28 noviembre de 2014).

Como marca colaboradora, Sonia Salmerón Flamenco Barcelona estará presente en los siguientes eventos/actividades:

-De forma permanente, durante las tres semanas de festival encontraréis un expositor en el vestíbulo del centro cívico con algunas prendas de mi última colección. Desde este punto de muestra, os invitaré a participar en concursos, tuitear vuestras fotos con Petronila (mi maniquí preferida), y encontraréis de forma puntual vales de descuento en moda flamenca Sonia Salmerón. ¡Estad atentas! Anunciaré todas las novedades por mi perfil de facebook y twitter!! (links en la derecha del blog)


(Fotos. Elisabeth Estefa)

-El lunes 10 de noviembre participo como miembro habitual de la Tertulia Flamenca en la sesión especial que esperamos reciba dentro del marco del Festival nuevos miembros, ya sean definitivos o de paso. Será una sesión muy interesante en la que aprenderemos, conversaremos y sobretodo compartiremos nuestro amor por el flamenco.

-El jueves 20 de noviembre a las 19,30h imparto la charla "Flamenco y mujer" ("Flamenc i Dona"). En ella, haremos un recorrido por la historia del flamenco, indagaremos en lo que las mujeres han aportado al flamenco, y en lo que el flamenco ha aportado a tantas mujeres anónimas como yo, como todas las que lo amamos. Además, habrá sorpresas y una actividad participativa abierta a todos los asistentes. Lo pasaremos muy bien, ¡os espero!



lunes, 20 de octubre de 2014

"El flamenco es mi vida", una entrevista por Sandra Rodríguez



¿Cuántos años llevas bailando?
- “Mi historia es un poco particular porque yo empecé a bailar bastante tarde, empecé a bailar con veinticuatro años. Dejé mi vida por el flamenco, ya que realmente soy economista y dejé mi profesión para dedicarme al flamenco. En resumen, yo llevo bailando diez años."

¿Por qué decidiste ser bailaora?
- “Yo había visto algo de flamenco antes de empezar a bailar. En aquel entonces, estaban muy de moda grupos como Ojos de Brujo que hacían fusión de flamenco con otras músicas. Me llamaba mucho la atención y decidí apuntarme a una academia pero como hobbie, como quien se apunta a algo para ir después del trabajo, y yo decidí apuntarme a flamenco. Me gustó muchísimo y al cabo de unos meses, tuve la suerte de tener a una profesora que me motivó mucho y me dijo que yo me podía dedicar si me esforzaba. Así que finalmente dejé mi trabajo para dedicarme a ser bailaora, sobretodo impulsada por esta profesora, por Mari Paz Lucena."

¿Dónde comenzaste a estudiar?
- “Yo comencé a bailar en Madrid, porque yo soy de Barcelona, pero en aquel entonces estaba viviendo en Madrid donde me fui a acabar la carrera de economía. Empecé en una academia de barrio, pero enseguida se me quedó pequeña y a los tres o cuatro meses me apunté a Casa Patas, que es un conservatorio de Madrid muy prestigioso y con el tiempo empecé a encadenar otras escuelas de la ciudad.”

¿Cuántos cuadros/grupos llevas ahora mismo?
- “El año pasado me fui a Nueva York, y antes de irme yo tenía tres o cuatro grupos de baile, pero los tuve que dejar para poder irme a EEUU. Desde entonces he estado viajando y tengo proyectos de seguir haciéndolo así que ahora mismo prefiero no tener grupos fijos. Estoy dedicada a clases particulares para bailaoras que quieren perfeccionar la técnica, a grupos de extranjeros que vienen a España y quieren probar un poco de flamenco, y en general clases privadas porque no me atan."

¿Te gusta enseñar flamenco, te sientes bien? 
- “Sí, me encanta, me gusta muchísimo porque yo me he redescubierto a través de la enseñanza del flamenco. Son muchas horas delante de un espejo en las que te "enfrentas" a ti misma continuamente y vas notando el proceso de como tú te vas gustando cada vez más. Y también es muy bonito ver ese proceso en los alumnos, como poco a poco van cogiendo confianza a lo largo del tiempo."

Un sitio donde bailar.
- “Para mí fue muy especial bailar en Barcelona cuando volví de Madrid con la compañía de Iñaki Márquez, que es un bailaor de aquí de Barcelona. Con él bailamos en la Sede del Distrito de Nou Barris, donde se celebra el festival de verano, y además fuimos teloneros de Mayte Martín. Para mí fue muy especial bailar ahí.”

¿A qué edades es más fácil enseñar?
- “Me gusta la gente joven, tenéis mucha energía y se os pueden montar cosas muy difíciles y eso es muy estimulante, pero a mí me gusta mucho la franja de mujeres de mediana edad, mujeres entorno a los cuarenta y cinco, cincuenta y cinco que nunca han bailado y se redescubren a sí mismas a través del flamenco. Es una experiencia muy bonita la de ayudarlas a quitarse la vergüenza, a sentirse más femeninas…  Son un grupo muy interesante.”

Dentro del flamenco, ¿Qué palo te gusta más enseñar? ¿Por qué?
- “Prefiero los palos festeros,  por ejemplo los tangos, las alegrías o las bulerías e incluso el garrotín, son palos muy alegres. Y dentro de éstos, las bulerías, pues es un baile muy espontáneo, de improvisar mucho y a mí eso me gusta."

Tu bailaor/a favorita
- “Pues voy cambiando. Ahora de hombres uno de mis favoritos es Rafael Campallo de Sevilla que
no es de los más conocidos para el gran público, pero es un bailaor súper elegante, con un baile muy masculino… y de mujeres Pastora Galván, que es una fiera."

¿Qué le dirías a una persona que no sabe nada del flamenco, para que se interesara o para que le gustara mínimamente el flamenco?
- “Yo le diría que se olvide de muchos prejuicios que hay con el flamenco, de muchos falsos mitos. El flamenco no tiene nada que ver con otras expresiones folklóricas con las que se le asocia, eso en primer lugar. Y en segundo lugar le diría “experiméntalo, ves un día a una clase”, porque es muy adictivo, engancha mucho.”

¿Qué es el flamenco para ti en tu día a día?
- “Para mí es mi vida. Desde que decidí dejar mi antigua profesión, poquito a poco, al principio a través del baile; ahora me estoy metiendo más en el estudio de la teoría. Me gusta la divulgación, hago charlas, escribo un blog... También diseño moda flamenca… Me he empezado a meter en un montón de historias diferentes y puedo resumir con ello que el flamenco, es mi vida."

Respecto al vestuario, ¿Cómo te gusta bailar?
- “Yo cada vez estoy volviéndome más tradicional, parece mentira, pero me gustan los trajes muy flamencos. Dándoles un toque de modernidad, obviamente, pero que se vean flamencos. Por ejemplo, el otro día vi el espectáculo de una artista muy conocida, que llevaba un traje muy moderno; todo de gasa negra, sin volantes y sí, era muy bonito, pero no era flamenco. Y a mí me gustan los volantes, los flecos, me gusta que se vea flamenco. La moda flamenca ha evolucionado muchísimo y hay que seguir esa evolución, pero sin perder la tradición."

Por último, ¿Cuál ha sido el momento más especial respecto al flamenco?
- “Podría ser la primera vez que bailé en un teatro, que fue en la Suma Flamenca, que es un festival de Madrid muy importante. Pero sí que es verdad que el momento más especial para mí, además porque fue determinante en mi carrera fue, cuando yo todavía iba a clases por hobbie y un dia se me acercó Mari Paz Lucena, y me acuerdo perfectamente que me dijo “Tú tienes que bailar” y ese fue el día que yo me propuse que algún día iba a bailar. Y puedo decir, casi diez años después, que lo he conseguido. Ese para mí sería el momento más importante. “

Pd. Muchísimas gracias por concederme la entrevista y hacerme pasar un rato muy agradable. 

Entrevistada: Sonia Salmerón.
Entrevistadora: Sandra Rodríguez.

jueves, 9 de octubre de 2014

Flamencos en Blanco&Negro (II): Rita la Cantaora

Antes de meterme en harinas, no puedo dejar de citar aquí el artículo del ABC Sevilla “Rita la Cantaora: «Lo púe ser to»” que me animó a hacer este post de hoy (link al final del texto)

Y es que, mientras lo leía, pensé: "¿es que esta mujer a la que tan a menudo mentamos, no merece un pequeño rincón en el Olimpo de mis Flamencos en Blanco y Negro?"

He de decir que no es un nombre que yo me haya encontrado hasta el momento en la diversa bibliografía flamenca que he leído (uno de los más importantes libros de flamencología, que tengo ahora en mis manos, no la menciona siquiera)*.  

Pero, señores, hay algún flamenco o flamenca de los históricos que tenga la misma presencia en nuestros chascarrillos que esta señora? ¿Acaso respondemos a alguien cuando nos dice que hagamos tal o cual trabajo que nos desagrada, con un "eso lo va a hacer Camarón" o "eso se lo encargas a ‘la Niña de los peines’"?
Obviamente no, porque para eso ya tenemos a Rita la Cantaora, o por llamarla por su nombre real Rita Giménez García, a la que encomendamos cada vez que renegamos de algo o de alguien vehementemente.

Rita nació en Jerez de la Frontera en 1859 y falleció en 1937 en un pueblo de Castellón. Por lo que cuentan las diversas fuentes consultadas, debió de ser Rita una artista polifacética y muy generosa con el público, entregada y siempre dispuesta a complacer sus peticiones. Esto podría haber provocado las envidias entre sus compañeras de escena, que habrían acuñado el “eso pídaselo a Rita la Cantaora” –en alusión a esa costumbre de ella de acceder a todo lo que le pedían- y que terminó convirtiéndose en refranero popular. 

Por cierto, envidias entre compañeras de tablas, que difícil de creer, ¿verdad? 
Más vale caer en gracia que ser gracioso, dirán algunas. Rita debía caer y ser. Cautivaba a sus contemporáneos y eso ha tenido su premio pues su nombre, aun en esta forma tan peculiar, perdura hasta nuestros días. Aficionados y no aficionados al flamenco la mencionamos con frecuencia. Su nombre se repite una y otra vez, se transmite de generación en generación, para escarnio eterno de aquellas compañeras envidiosas y viperinas (si es que la leyenda es cierta). De algún modo se ha hecho justicia con esta artista pues, como ella misma dijo, acabó sus días olvidada y “más probe que las ratas”. Y la que escribe este blog disfruta cuando se hace justicia.

Rita la Cantaora tiene su propio refrán y también su nombre en una calle de Jerez de la Frontera, compartiendo vecindario con otras grandes cantaoras y figuras femeninas del flamenco como La Serneta o Tía Anica. No sé si esto era a lo que aspiraba realmente, pero sí parece que lamentó no haber vivido su vida de otra manera: “Lo pude ser todo. Tuve a mi vera a muchos hombres que me hubieran elevado… y me casé con un volquetero (conductor) de Carabanchel. ¡La vida! Si uno supiera el fin que le aguarda en ella, ya viviría de otro modo. Como dice esa copla* (…) que me gusta mucho:

Males que acarrea el tiempo
Quien pudiera penetrarlos
Para ponerle remedio
Antes que viniera el daño."

--------

Para los que me leen desde fuera de España, os explico el por qué de este post: en España es habitual responder con una frase del estilo “eso lo va a hacer Rita la Cantaora”, cuando alguien se niega a hacer algo que le es pedido por desagrado o desacuerdo. Pero probablemente mucha gente (yo misma hasta hace poco) crea que Rita es un personaje inventado. Aunque nada más lejos de la realidad como queda patente en este post y los artículos que se referencian.

Las fuentes consultadas para documentar este post son:

Hemeroteca de la Biblioteca Nacional de España (¡interesantísimos documentos!):
Revista Estampa 
Revista El Enano

Fotografía: Rita mostrando uno de sus vestidos. Revista Estampa 8 junio de 1935, recogida en la Hemeroteca Digital de la Biblioteca Nacional de España*.

*Información adicional que aporta Miguel Ángel Jiménez, buen amigo y gran aficionado de Puente Genil: Rita la Cantaora aparece en el libro "Arte y artistas flamencos" de Fernando el de Triana (1935); la copla que recita Rita se adjudica a La Serneta; la foto de este artículo aparece en el libro mencionado de Triana, con la leyenda "Rita, la famosa cantaora, en la actualidad, mirando con orgullo y melancolía la última bata de cola con que salió a escena"

Si te ha gustado este post puedes leer también Flamencos en ByN (I): Tío Luis el de la Juliana y La Andonda

Nota al texto: la finalidad de este artículo, basado en recopilación de informaciones en las fuentes mencionadas anteriormente, es la de divulgación. No hay autoría propia en ninguna de las investigaciones, informaciones, datos apuntados. Pido disculpas por posibles errores en las fuentes consultadas y agradeceré correcciones debidamente justificadas. En el flamenco es habitual encontrar opiniones y estudios muy sesgados según la procedencia, ideología o intereses de los investigadores. Sea como fuere, señores, ¡viva el flamenco!